martes, 9 de julio de 2019

Compromiso en Tete - Mozambique

No dia 15 de Junho, um grupo das Associadas da AMAM em formação, deu um passo importante: passar para outra etapa da caminhada, convencidas do caminho percorrido.

Com Ana Costa, Dulce, Elvira, Maria da Conceição, Maria Otília, Rita, Verônica Dina e Maria Doce, sentimos o gozo de culminar o itinerário de Formação, e fazer o compromisso.

A cerimónia foi na Paróquia de São Paulo Apóstolo, que dista 2km da Sé catedral, onde rezam a maioria das que fizeram o compromisso. O celebrante foi o Pe. Paulo da Companhia de Jesus. Estava presente o Pe. Franco, Consolato, que é o pároco desta Igreja, o Pe. Elton, pároco da Catedral, fazia parte do coro e era pianista; o Coro Juvenil da Sé Catedral é que animou a missa.

Estavam presentes os associados comprometidos e os que ainda estão em formação, alguns convidados e as irmãs da comunidade de Tete.

A missa começou as 10:00h e terminou as 12:00h, correu tudo bem, os cantos acompanhados com instrumentos musicais. Depois prosseguiu-se com a confraternização à 1:30h na casa das irmãs. Terminado o almoço, fez-se corte de bolo, entregue de prendas e a seguir a parte recreativa, tomada de fotografias…

Assim terminou a cerimónia com muito gozo e alegria no Senhor.

Testemunho das Associadas:

Com gozo e alegria no dia 15 de Junho de 2019, fizemos o nosso compromisso. A cerimónia correu muito bem e foi muito emocionante por sentirmo-nos chamadas cada uma a seguir a pegadas de Jesus, ao exemplo de Maria Ana e São Francisco, como leigas de AMAM.

Este compromisso significou algo muito importante para nós; sentimo-nos que o Senhor fez-nos um convite especial: Ser testemunhas vivas do seu Evangelho, escutar a sua voz que clama no mundo, ser promotoras da sua paz e do seu Amor, começando connosco mesmo e encarnar-nos no Carisma da sua Serva, Maria Ana Mogas.

Para tal o nosso maior agradecimento vai para as irmãs de Tete-Moçambique, que nos acompanharam dando-nos a formação, e ao Animador Geral desde Perú, por ter-nos permitido a fazer o nosso compromisso nesta Associação.


El día 15 de junio, un grupo de Asociadas de AMAM en formación, dio un paso importante: pasar a otra etapa del camino, convencidas de lo recorrido hasta ahora.

Con Ana Costa, Dulce, Elvira, Maria da Conceição, Maria Otília, Rita, Verônica Dina e Maria Doce, sentimos el gozo de culminar el itinerario de formación y hacer el compromiso.

La ceremonia tuvo lugar en la Parroquia de San Pablo Apóstol, distante unos 2 kilómetros de la Catedral, a la que pertenecen la mayoría de las hermanas que hicieron el compromiso. Celebró la Eucaristía el P. Paulo, de la Compañía de Jesús. Estuvieron también presentes el P. Franco, de los Misioneros de la Consolata, párroco de esta Iglesia, y el P. Elton, párroco de la Catedral, que formó parte del coro como pianista. Fue el coro juvenil de la catedral quien animó la misa.

Estuvieron presentes los asociados comprometidos y los que aún están en formación, las hermanas de la comunidad de Tete y algunos invitados.

La celebración comenzó a las 10h y concluyó a las 12h. Después siguió la comida fraterna en casa de las hermanas. Terminada ésta tuvo lugar el “corte del bolo”, la entrega de regalos y la parte recreativa, animada por todos los presentes.
Así terminó la ceremonia con mucho gozo y alegría en el Señor.

Testimonio de las asociadas:

Con gozo y alegría el día 15 de junio de 2019, hicimos nuestro compromiso. La ceremonia fue muy bonita y emocionante por sentirnos cada una de nosotras llamadas a seguir tras las huellas de Jesús, a ejemplo de María Ana y San Francisco, como laicas de AMAM.

Este compromiso tiene un significado muy importante para nosotras; sentimos que el Señor nos hizo una invitación especial: ser testigos vivos de su Evangelio, escuchando su voz que clama en el mundo, siendo promotoras de su paz y de su amor, comenzando por nosotras mismas, y encarnar el carisma de su sierva, María Ana Mogas.

Nuestro mayor agradecimiento va para las hermanas de Tete-Mozambique, que nos acompañaron en la formación, y al Animador General desde Perú, por habernos permitido realizar nuestro compromiso en esta Asociación.

Galería de FOTOS


martes, 11 de junio de 2019

Paso de Etapa en Perú: “Quiero poner en tus huellas mi pie…”

En una ceremonia sencilla, pero muy emotiva los hermanos Dora, Victoria, Jones y Francis de la Fraternidad de Tabor, dieron gracias a Dios por la vida y por el Paso a la Segunda Etapa de Formación en la AMAM, el pasado 2 de junio de 2019.

La Celebración  se realizó en la Capilla de la Comunidad Santa Isabel de Hungría y contó con la presencia de las hermanas de la comunidad y del equipo animador Provincial.

Antes de tener la celebración reflexionaron los temas: “Llamados a ser…” y “Vengan y lo verán”, temas que los prepararon para fortalecer su deseo de seguir creciendo y formándose dentro de la  AMAM y de seguir conociendo a Jesús para responder a su llamada.

Fue un día especial como nos decía el canto con que se dio inicio a la celebración:

Si me preguntaras que regalo quiero
que es lo que prefiero en
este día especial.
Nadie me conoce como tú Maestro
ni mis pensamientos te puedo ocultar;
en lo más profundo de mi corazón
hay un gran anhelo, hay una gran pasión
Quiero este día disfrutar
En tu presencia nada más…

Y con ese anhelo de seguir en caminando juntos, pedimos con la oración de María Ana el seguir perseverando…
"Perfecciona, Señor, asegura  los pasos que he comenzado a dar en el camino de tu servicio, de tal manera que ninguna cosa de este mundo sea capaz de hacerme volver pies atrás". 
Con las siguientes palabras, los hermanos y hermanas de la Fraternidad de Tabor, expresaron su acción de Gracias a Dios:

Nuestra Fraternidad Tabor se formó hace unos años.  Cada uno de nosotros sintió el llamado de Jesús y estuvimos dispuestos a seguirle bajo la mira de San Francisco de Asís y de nuestra querida beata María Ana Mogas. 

Ha sido un camino de luces y sombras, de alegrías y también de adversidad, en el cual hemos ido aprendiendo, analizando, comprendiendo las exigencias y cualidades de este seguimiento en nuestra vida cristiana. Y hemos llegado a comprender que sólo quien recorra el camino de Jesús podrá conocer de veras al Padre así como lo hicieron Francisco y María Ana. 

Es así que en este día maravilloso que el Señor escogió para nosotros, día de su Ascensión a los cielos, celebramos, con esa alegría que sólo Él nos puede dar, el pase a la segunda Etapa de la AMAM. Sabemos que aún nos falta mucho por recorrer, que tenemos que llevar al mundo nuestro testimonio de ser una Comunidad Viva. Y así lo haremos con la ayuda de nuestro Señor. El crucificado resucitó y ascendió a los cielos, y es a partir de esta convicción que nosotros, la Fraternidad Tabor, seguiremos caminando porque Jesús nos invitó y nosotros hemos aceptado con amor su invitación.

Nuestro agradecimiento especial a la Congregación de Religiosas FMMDP del Colegio Santa Isabel de Hungría, en Lima Perú por acogernos siempre con tanto cariño y hacernos sentir como en familia;  por acompañarnos y guiarnos en el camino. Gracias a la AMAM. Damos gracias a Dios por llamarnos a través de todas estas personas.

Nuestra fidelidad siempre a Cristo y al prójimo.

Victoria y Francis

El paso de Etapa significa para nosotros, avanzar en el camino de Seguir a Jesús en fraternidad junto a nuestros hermanos de Fe, atraídos  por la vida de María Ana Mogas.

Agradecemos a las hermanas Franciscanas Misioneras de la Madre del Divino Pastor porque a través de ellas nos llegó la invitación a formar parte de esta familia, un mensaje del cielo. Nos encontramos felices y comprometidos a seguir junto con nuestra fraternidad Tabor en este camino, le pedimos a Dios nos guíe y bendiga siempre.

Juntos como hermanos miembros de esta Iglesia vamos caminando al encuentro del Señor. Muy emocionados, muy motivados, muy agradecidos…Pues hay mucho por hacer en fraternidad con Amor y Sacrificio. 

Gracias a las hermanas que  nos brindan apoyo y mucho amor; en  cada gesto de ellas podemos ver el reflejo de Cristo.

Somos el equipo, somos la iglesia de Jesús y  tenemos una madre que nos protege y a la que invocamos en nuestras oraciones, María.

Tabor es nuestra fraternidad y pido al Padre que camine con nosotros. Gracias por llamarnos, gracias por elegirnos.

Dora y Jones

Galería de FOTOS




jueves, 6 de junio de 2019

Encuentro de Zona - Galicia

El día 1 de Junio de 2019 nos hemos reunido en El Barco de Valdeorras hermanas, fraternidades y grupos de formación de AMAM de la zona de Galicia, para celebrar nuestro encuentro anual.

Ha sido un agradable día de convivencia que comenzaba con la llegada de nuestros hermanos. Hemos recibido formación impartida por el sacerdote Don Daniel que comenzaba con esta cita de Filipenses:

“No os inquietéis por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presentad vuestras peticiones a Dios y dadle gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús”. Flp 4:6-7

Nos mostró mediante las palabras de San Pablo cómo la preocupación es innecesaria, irracional e inútil. También nos recordó la necesidad de poner nuestra vida en manos de Dios, y cómo debemos darle gracias mediante la oración y la súplica. Terminó haciéndonos reflexionar sobre todas las cosas buenas que poseemos, y cómo debemos aprender a vivir y estar contentos con lo que tenemos en cada momento, sea bueno o malo. Finalizó su exposición con otra cita de Filipenses: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”. Flp 4:13

Al acabar reflexionamos en grupos y dimos fin a la primera parte del encuentro con una Eucaristía.
Seguidamente tuvimos una comida fraterna y paseamos a orillas del río Sil.

Concluyó nuestra jornada con una oración y contando los días que faltan para volvernos a reunir.

Nos han acompañado la Animadora Provincial Ana María Toribio y la hermana Toñi Caballero, Asesora




martes, 7 de mayo de 2019

Encuentro de fraternidades - Buenos Aires

El fin de semana del 4 y 5 de mayo, nos hemos reunido en Pilar, Argentina, las fraternidades de la zona de Buenos Aires de la Asociación María Ana Mogas, para celebrar los veinte años de vida de la Asociación y dar gracias a Dios por todo lo compartido en el caminar de este tiempo.

Recordando los inicios hemos reafirmado la firme voluntad de seguir siendo fieles a esta llamada, viviéndola en medio de nuestras realidades diversas al servicio de nuestros hermanos más necesitados.

FOTOS















Seguidores